You are here: Home » Historias » Oración » Orar sin cesar

Orar sin cesar

Orar sin cesar, 7.0 out of 7 based on 1 rating

orandoEl diario de George Müller (reformador social cristiano de la época victoriana) registra así su devoción en oración:

En noviembre de 1844 empecé a orar por la conversión de cinco individuos. Oraba todos los días sin una sola interrupción, estuviera enfermo o sano, en tierra o en el mar, y a pesar de cualquier presión que pudiese producirse por mis compromisos. Transcurrieron dieciocho meses antes de que se convirtiera el primero de los cinco. Agradecí entonces a Dios y oré por los demás. Pasaron cinco años, y se convirtió el segundo. Agradecí a Dios nuevamente por el segundo, y oré por los otros tres. Día a día seguí orando por ellos, y transcurrieron seis años más antes de que se convirtiera el tercero. Agradecí a Dios una vez más, y continué orando por los otros dos … Pero estos siguieron sin convertirse.

Treinta y seis años después Müller escribió que los otros dos, hijos de uno de sus amigos, aún seguían sin convertirse. Y escribió:

Sin embargo, confío en Dios, oro y espero la respuesta. Ellos aun no se han convertido, pero lo harán.

En 1897, cincuenta y dos años después de que Müller comenzase a orar, por fin aquelllos dos hombres se convirtieron. Müller ya no vivía. Este gran hombre entendió lo que Jesús quiso decir cuando elijo a sus discípulos que debían orar sin cesar.



Agrega un Comentario

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *