Categoría: Pruebas

Las aves sin alas

Existe una fábula acerca de la manera en como los pájaros adquirieron las alas. Al principio fueron formados sin alas, entonces Dios hizo las alas […]

El Precio del Acero

El precio de una barra de acero es cinco dólares. Cuando se transforma en herraduras, vale diez dólares. Si se transforma en agujas, vale trescientos […]

El sufrimiento

“He aquí que yo te he puesto por trillo, trillo nuevo, lleno de dientes; trillarás montes y los molerás, y collados reducirás a tamo”. Isaías […]

La Cruz

Un joven, que no sabí­a que hacer con tantos problemas, oraba en su cama, y así­ cayó en un profundo sueño.

En sus sueños él ve a Dios, y le dice: "Señor, no puedo seguir, mi cruz es demasiado pesada".

-El Señor, lo lleva ante un ángel, el cual le muestra una opción y le dice:

El Empujón del Águila

El águila empujó gentilmente sus hijitos hacia la orilla del nido. Su corazón se aceleró con emociones conflictivas, al mismo tiempo en que sintió la resistencia de los hijos a sus insistentes empujones.

La Roca

Cuentan que un muy buen hombre viví­a en el campo pero tení­a problemas fí­sicos, cuando un dí­a se le apareció Jesús y le dijo: "Necesito que vayas hacia aquella gran roca de la montaña, y te pido que la empujes dí­a y noche durante 1 año". El hombre quedó perplejo cuando escuchó esas palabras, pero obedeció y se dirigió hacia la enorme roca de varias toneladas que Jesús le mostró.

El Capullo

Un hombre encontró un capullo de una mariposa y se lo llevó a casa para poder verla cuando saliera del capullo. Un dí­a vio que habí­a un pequeño orificio y entonces se sentó a observar por varias horas, viendo que la mariposa luchaba por hacerlo mas grande para poder salir.

El Náufrago

El único sobreviviente de un naufragio estaba sobre una pequeña e inhabitada isla. El estaba orando fervientemente, pidiendo a Dios que lo rescatara, todos los dí­as revisaba el horizonte buscando ayuda, pero ésta nunca llegaba. Cansado, eventualmente empezó a construir una pequeña cabaña para protegerse, y proteger sus pocas posesiones.

Refinando la Plata

"¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿Quién podrá estar en pie cuando Él se manifieste? Porque El es como fuego purificador, y como jabón de lavadores. Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví­, los afinará como a oro y como a plata, y traerán al Señor ofrenda en justicia" (Malaquí­as 3:2-3)

La Roca

Hace mucho tiempo, un rey colocó una gran piedra obstaculizando un camino. Entonces se escondió y miró para ver si alguien quitaba la tremenda piedra. Algunos de los comerciantes más adinerados del rey y cortesanos vinieron y simplemente dieron una vuelta alrededor de la roca sin ni siquiera intentar moverla.

Muchos culparon al rey ruidosamente de no mantener los caminos despejados, pero ninguno hizo algo para sacar la piedra grande del camino.

Scroll To Top